Buscando cómo proteger un invento en Valencia, podemos encontrarnos historias que nos sirvan de inspiración y nos ayuden a saber que es posible alcanzar el éxito si tenemos buenas ideas. Un claro ejemplo de ello es Antonio Ibáñez de Alba, natural de Chiclana de la Frontera (Cádiz) y que desde Barcelona se ha convertido en uno de los mayores inventores españoles de la historia.

A la hora de saber cómo proteger un invento en Valencia, nos damos cuenta que tener la patente es la mejor forma de conseguirlo. También que no siempre se consigue el éxito con la primera. Antonio Ibáñez desarrolló su primer invento con nueve años. En la actualidad cuenta ya con 200 patentes en el registro.

Entre otros inventos, el chiclanero ha vendido un reactor magnético a la NASA y más de 50.000 palmeras artificiales al antiguo gobierno de Libia. Sin embargo, su invento más exitoso no es ninguno de ellos sino un invento que tiene ya varias versiones, todas patentadas por él. Se trata de un tipo de agua para piscina que es mucho más densa y evita los ahogos.

En la actualidad, ya hay varios hoteles de Francia, Inglaterra y España, especialmente en Valencia, que utilizan esta tecnología. El caso de Antonio Ibáñez es un claro ejemplo que, con una buena idea, si la patentamos, podremos alcanzar el éxito.

Con Julia Maldonado Jordán. MGM Patentes y Marcas. Tel. 963851206. podrás patentar tus propios inventos y seguir el camino que ha abierto Ibáñez en nuestro país. Su caso demuestra que en 2017 aún es posible seguir inventando.